Aunque todos tenemos el típico amigo o conocido “anti-tecnología”, lo cierto es que las redes sociales son una realidad en nuestro día a día. Te permiten mantener el contacto con aquellas personas a las que no puedes ver por motivos de distancia o de trabajo. Te dan la posibilidad de compartir con tu gente los buenos y malos momentos vividos, darnos a conocer un poco más e incluso conocer gente nueva. En definitiva, nos hacen ser, como su propio nombre indica, más sociales.

En mi opinión, las cosas positivas de las redes sociales decantan la balanza a su favor en contraposición con las negativas; si bien es cierto que todos los días visitamos nuestros perfiles de forma automática más de una y más de dos veces,  el principal problema de estas nuevas formas de comunicación es que hay gente que puede llegar a “perder el sentido de la realidad”, convirtiéndose en una verdadera adicción, ya que parece que algo que no haya sido publicado en el perfil es como si no hubiera ocurrido.

Con este telón de fondo y siendo conscientes de los pros y los contras de las redes sociales, cada vez son más las empresas que han tomado la decisión de crear un perfil corporativo en numerosas redes sociales, como forma de llegar a la gente más joven o a un sector particular del mercado. Un buen plan de difusión de cualquier empresa, negocio, grupo de investigación debería incluir, en el contexto actual, perfiles en las principales redes sociales. En concreto, en este post voy a hablar de 4 redes sociales, 2 de ellas de carácter general y otras dos que se pueden considerar de carácter más “profesional” y donde la gestión de proyectos tiene un gran campo para darse a conocer: Twitter, Facebook, Linkedin y Project Managers.

Twitter es conocida por todo el mundo como “la red de los famosos”. 140 palabras para expresar cómo te sientes y un sinfín de aplicaciones asociadas que crean un ambiente único donde deportistas, cantantes, actores y personajes de toda índole se mezclan con los ciudadanos de a pie. Muchas empresas también han incluido su perfil en twitter para dar a conocer sus últimos movimientos de forma concisa y la posibilidad de expansión a través de los retweet que te permite esta red supone una clara ventaja para la difusión.

Facebook, al igual que Twitter, tiene carácter más “personal”, aunque últimamente está siendo también muy utilizada por las empresas, programas de televisión, grupos de todo tipo, para dar a conocer sus actividades, para que muestres apoyo a alguna iniciativa (me gusta), para formular encuestas, promocionar páginas web personales…las funcionalidades son bastante amplias y más de 500 millones de usuarios están registrados en todo el mundo, con lo que el alcance de lo que aquí se cuelga es muy amplio.

Ahora empezamos con las redes sociales que he descubierto hace poco y que son de un carácter totalmente diferente, estando dirigidas a profesionales y con objetivos de carácter laboral.

LinkedIn es una red social en la que tu perfil es tu Currículum Vitae al que le puedes ir añadiendo “extras”, y en base a las descripciones y palabras clave de tu CV puedes encontrar ofertas de trabajo, grupos profesionales, gente del sector en el que trabajas, compañeros de estudios, y establecer contacto con ellos. Pero siempre partiendo de un perfil profesional y no personal. Multitud de grandes y pequeñas empresas han creado su perfil en LinkedIn e incluso hay ya empleados de empresas cuya labor es la actualización de este tipo de redes sociales, entre otras actividades, como forma de complementar las campañas de marketing y difusión de las empresas.

Y en cuanto a la gestión de proyectos se refiere, hace pocos meses me encontré con la red Project Managers, dedicada única y exclusivamente a la Gestión de Proyectos. Con una filosofía similar a la de LinkedIn, en este portal virtual se dan cita gestores de proyectos de todas las nacionalidades y ramas, siendo un foro de encuentro bastante interesante para la gente de nuestra profesión. Además de la propia “intranet”, el sitio web dispone de mucha información sobre actividades, eventos, fórum, trabajo, investigación, y temas diversos relacionados con la gestión de proyectos.

En resumen, las redes sociales son el futuro de la comunicación en un mundo donde cada vez existen menos fronteras y más relaciones entre gente de diferentes países y profesiones. Usadas con coherencia y responsabilidad, las redes sociales suponen un aumento del alcance del mensaje que queramos transmitir y pueden resultar muy positivas para nuestra empresa o nuestra actividad profesional. Pero, repito, hay que ser consciente del alcance de estos nuevos medios y actuar consecuentemente, y la clave del buen uso de estos nuevos canales está, sin duda, en el RESPETO a las ideas, a las personas y a la libertad de expresión.

¡Nos vemos en la próxima!